allowfullscreen='true' allowscriptaccess='always' height='260' src='http://i868.photobucket.com/albums/ab249/vivian563663/Flash/starlight/vul3ek6st2011041.swf' type='application/x-shockwave-flash' width='960' wmode='transparent'/>

martes, 29 de noviembre de 2011

Fantasmas



El pasado, ese fantasma que nos persigue todas nuestras vidas.
De él tenemos buenos recuerdos, pero también malos.
Normalmente nos acosan los malos, hasta que ya no pueden hacerte daño, pues o eres más fuerte, o has madurado.
Sin embargo la gente tiende a rechazarlo, a tratar de devolverlo. Es decir, trata de que aunque sea doloroso, explorar ese tiempo y viven en él, se lo lanzan unos a otros como una guerra de comida.
¿No es más facil aceptarlo?, ¿y aprender de él? para no cometer los mismos errores, para que no nos vuelvan a hacer daño, para que nos hagan más fuertes, para que podamos vivir sin contemplarlo constantemente.

Pero siempre caeremos en la misma piedra, quizás por eso, hay gente que queda atrapada en él, y sigue viviendo lo mismo una y otra vez, pese a que el tiempo pase. Ese tipo de gente terminan siendo eternos adolescentes, y por desgracia abundan. Viven sus mismos errores una y otra vez, no evolucionan como personas, sino que siguen inmutables, quizás para siempre.

Todos tenemos nuestros fantasmas del pasado, a cada uno le afecta de un modo distinto.¿A mí? por cuestiones de supervivencia, es como una alarma que surge cada X tiempo, te avisa, hace que tengas cuidado, que esperes lo peor.Porque cuando todo es perfecto siempre llega algo o alguien que lo fastidia.
Es un viejo temor, porque siempre me ha pasado, entonces aprendí a no esperar nada, a que simplemente ocurriese lo que ocurriese, bueno o malo. Después respiro aliviada si ha sido bueno, si ha sido malo... lo afronto y trato de que no me afecte.
Soy paranoica, lo sé, pero son cosas que da la experiencia, son viejas costumbres, que espero que con el tiempo desaparezcan, o que en su defecto dormiten hasta que las necesite.

También hay gente, que vuelve a sacar el pasado a coalición, con o sin motivo, haciendose daño mutuamente por cuestiones que el mismísimo tiempo ya ha cerrado. Es hacerse daño contra una pared.

¿Motivo por lo que saco esto?, es mi propia reflexión, de anoche, y de esta mañana, leyendo espacios personales de gente con la que compartí mucho. También de gente que nunca madura, son los eternos adolescentes y conozco a más de dos de ellos. Y estos últimos malos o buenos son las personas que más daño me han echo, pues como dije viven en su mundo adolescente aunque tengan 20 o 30 años, en vez de madurar hieren con los mismos errores, y no avanzan, se quedan estancados ahí. Y cuando terminas por alejarte de ellos ves que su vida es una espiral en el que se repite lo mismo una y otra vez.

No digo que yo no halla cometido los mismos errores, al menos trato de enmendarlos o no cometerlos, pero a lo que me refiero que mientras la vida es un camino sinuoso, estos eternos adolescentes dan vueltas en el mismo punto, sin ver que el camino sigue extendiéndose delante de ellos, de tal modo que chocan con la gente que recorre el camino.

Podría decir 3 nombres, ¿pero de que sirve?, ellos son los que se tienen que dar cuenta, eso sí aclararé que son ninguno de los del fotolog. Aunqué si les menciono. A estos, solo decir que penseis en lo que quereis en el presente en vez de mirar el pasado, porque ahora mismo no sirve de nada.

El pasado pasado está, sino de qué sirve traerlo al presente?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge